Consejos para sentarse correctamente al volante

Una conducción segura comienza por la postura que mantenemos dentro del vehículo, por este motivo es imprescindible buscar la posición adecuada para conseguir una buena visión de la carretera y evitar posibles lesiones.

Aunque a veces no nos demos cuenta, una conducción segura comienza por sentarse correctamente dentro del vehículo. Por este motivo es imprescindible buscar cuál es la posición adecuada del asiento para conducir cómodo, con una buena visión de la carretera y evitando posibles lesiones.

Es importante saber que cada conductor es diferente y debe encontrar una postura al volante adaptada a su anatomía y al tipo de vehículo. De poco sirve tener un coche cómodo y seguro si acabamos sentándonos de forma incorrecta, facilitando la aparición de lesiones musculares y de espalda.

Así que, sobre todo si vas a utilizar un vehículo al que no
estás acostumbrado, deberás poner especial atención en ajustar el asiento, el
volante y el reposacabezas.

¿Cómo ajustar el asiento del conductor?

Altura del asiento:

se recomienda conducir con el asiento lo más bajo posible, ya que la estabilidad
es mayor, pero a la vez es necesario que la altura del asiento favorezca el campo
de visión y que permita una posición correcta de las piernas.

Inclinación:

es importante que el respaldo esté colocado lo más vertical posible, con una ligera inclinación hacia atrás, de manera que los codos estén ligeramente
flexionados y tanto la espalda como los hombros queden totalmente apoyados.

Distancia del volante:

debe existir una distancia que permita movilidad al conductor para que pueda
acceder a todos los mandos del vehículo, a la vez que los hombros permanecen apoyados
en el respaldo y los codos puedan estar semiflexionados. Las rodillas o muslos
no deben golpear el volante en ningún movimiento, eso es señal de que estás
demasiado cerca.

Un par de trucos para saber si el asiento está a la distancia correcta:

  1. Pisa el embrague a fondo y comprueba que la
    pierna izquierda queda ligeramente flexionada, nunca estirada.
  2. Apoya la espalda completamente sobre el respaldo
    y estira los brazos hacia el volante, las muñecas tienen que apoyar sobre la
    parte superior del volante. En caso de que no lleguen o se pasan, necesitarás
    regular mejor el asiento.

Además, en caso de que piernas o brazos estén demasiado estirados,
podría suponer un riesgo en el momento de tener que realizar una frenada de
emergencia.

Ajusta el reposacabezas:
la parte superior debe coincidir con la altura de los ojos y aunque la cabeza
no tiene que estar apoyada, si debe quedar prácticamente rozando, ya que su
función es evitar lesiones en el cuello en caso de accidente.

Cinturón de seguridad: después de sentarse correctamente, la cinta superior debe pasar entre el pecho y la clavícula. Tiene que estar ajustada pero en ningún caso debe oprimir el cuerpo ni rozar el cuello.

Además de estas recomendaciones esenciales para el conductor, también es importante recordar que cualquier pasajero debe cuidar su higiene postural durante los trayectos en coche, llevar siempre el cinturón abrochado y mirar hacia delante. Si estás buscando un curso para aprender a conducir no dudes en ponerte en contacto con Movers y conocer el precio de las practicas de esta autoescuela.