Consejos básicos para conducir en verano

Conducir en verano puede convertirse en algo tedioso ¿has pensado en todas las horas que vas a pasar dentro del coche? ¿lo tienes todo preparado? ¡Te damos unos consejos para que tu viaje sea perfecto!

Llegan los meses estivales y con la subida de temperaturas es el momento perfecto para empezar a disfrutar de unas ansiadas vacaciones de verano. Seguro que ya tienes planeado el destino y todo lo que vas a hacer durante estos días, pero conducir en verano puede resultar más complicado ¿has pensado en todas las horas que vas a pasar dentro del coche? ¿lo tienes todo preparado? ¡Te damos unos consejos para que tu viaje sea perfecto! Y si aún no tienes el carnet aquí tienes el mejor curso en autoescuela Movers.

Pon el coche a punto

Todos aprovechamos estos meses para olvidar el trabajo
durante unos días, pero mientras nosotros descansamos, el coche trabaja mucho
más de lo normal. Más pasajeros, carga de equipaje extra y la elevada
temperatura que hace que tengamos que poner el aire condicionado a tope…
¿seguro que quieres arriesgarte a que el coche te deje tirado en mitad de la
carretera?

  • Pasa por el taller: realiza una revisión completa al vehículo antes de comenzar tu viaje. Presta especial atención a la presión de los neumáticos, ya que esto afectará al rendimiento del combustible.
  • Mantén el vehículo fresco: Tampoco te olvides de comprobar el filtro del aire y rellenar el sistema de refrigeración, con el calor es imprescindible mantener el vehículo fresco. Para conducir en verano, lo ideal es mantener una temperatura entre 21 y 24 grados.
  • Vigila la temperatura exterior: Intenta aparcar en zonas de sombra, y si no es posible, utiliza un parasol para evitar el calentamiento interior del coche… si tu sufres cada vez que abres la puerta y parece que estás entrando en un horno ¡Imagina como afecta a tu vehículo!
  • Cuidado con el equipaje: ¿Seguro que necesitas esos pantalones y ese par de zapatos extra? ¿seguro, seguro? Intenta no cargar demasiado el vehículo pero ante todo, evita bultos sueltos, incluso en un frenazo o un pequeño choque cualquier elemento suelto puede convertirse en un peligroso proyectil.

Planifica la ruta

Aunque siempre pueden surgir imprevistos, una ruta programada puede evitar sobresaltos de última hora.

Es preferible empezar los viajes temprano y evitar las horas centrales del día, ya que es cuando el sol golpea más fuerte y la temperatura es más elevada. Es cierto que algunos conductores prefieren conducir de noche porque la carretera es más tranquila, pero hay que tener en cuenta que la visibilidad es peor y por lo tanto la conducción resulta menos segura.

 

¡Y también prepárate tú mismo!

Planifica tus rutas de viaje con antelación y evita coger el
coche en las horas punta y cuando las temperaturas son más altas.

  • No olvides el agua: es muy importante que lleves una botella siempre contigo. Al mínimo síntoma de deshidratación, es mejor parar y recargar las pilas. Conducir en ese estado puede suponer un riesgo para la seguridad vial.
  • Descansa cada dos horas: bajar del coche, estirar las piernas y comer algo ligero te ayudará a evitar el cansancio y la somnolencia. Evita las comidas copiosas que te harán sentirte más fatigado.
  • Vigila la postura al sentarte: en un post anterior ya te dimos algunos consejos para sentarte correctamente al volante. Recuerda que es importante que ajustes el asiento para evitar lesiones musculares.
  • Las chanclas no son amigas del coche: aunque haga calor, el pie debe de ir bien sujeto mientras vas al volante. Lleva un par de zapatos cómodos para conducir y ropa que te permita movilidad.

No bajes la guardia, porque especialmente en verano se dan
situaciones que afectan a la seguridad vial. Evita distracciones al volante.
Contesta a ese whatsapp más tarde y aunque esté sonando tu canción favorita en
la radio, no pongas el volumen demasiado alto ya que disminuirá tu capacidad de
reacción ante cualquier imprevisto. Tampoco arriesgues si has estado de fiesta
y tienes sueño, es mejor posponer el viaje y descansar un rato. 

Además, al conducir en verano, recuerda tener especial cuidado con los vehículos ligeros, ya sabes ¡las bicicletas son para el verano! Así que mucha atención para prevenir accidentes. Si lo que buscas es sacarte carnet de conducir barato no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Y sobre todo, ¡disfruta de tus vacaciones!